Consejos sencillos para decorar en tu primera comunión

El festejo de la primera comunión suele celebrarse en la casa o lugar de residencia de la propia persona que ha recibido el sacramento frente a la iglesia católica, por lo que en la mayoría de los casos, la organización de la fiesta generalmente corre por cuenta propia del dueño de la casa o sus allegados.

Por lo que los preparativos para el evento puede estar cargados de más emotividad de la común, es decir, que la familia puede decidir específicamente que sucederá con los salones, con la comida y con las personas que asistan a la fiesta, a diferencia por ejemplo, de una boda u otro tipo de eventos a los que generalmente se integran agencias de festejo u organizaciones, que intentan llevar el orden de la celebración de manera más metódica.

En este caso queremos hablarte específicamente de las diferentes opciones que tienes para decorar en tu primera comunión, que no necesariamente tiene que ser la tuya, la de tu hijo sino que podría ser la de cualquier familiar cercano. Te ofrecemos a continuación un universo de posibilidades que te permitirán  establecer diferentes criterios y que te ayudarán a tener un amplio rango de opciones.

El principal objetivo de la celebración de este tipo es pasar un rato en familia y dar cuenta a todos los presentes que se ha recibido por primera vez la eucaristía con alegría. Generalmente el festejo de la primera comunión suele venir acompañado de una celebración familiar en la que se integran todos los miembros de la familia. Por lo que tanto personas mayores como los jóvenes se involucran en la celebración.

Hablar sobre cómo decorar en tu primera comunión no tiene que ser un tema álgido si te preparas con antelación y puedes ir planteando desde diferentes formas en las que puedes abordar la celebración. No hace falta un exceso de dinero, ni tampoco que un montón de gente ayude, solo necesitas planificarte con antelación.

1.- Podemos organizar la celebración en dos ambientes diferenciados

El primer consejo que te queremos ofrecer para decorar en tu primera comunión es que puedes planificar u organizar el espacio específico donde se llevará a cabo la celebración en dos ambientes: uno para los más pequeños o jóvenes, y otro para los adultos. De esta forma puedes incluso dividir la comida, las bebidas, los juegos y los regalos o premios que reciban las personas que participen en estos juegos en función de su edad.

2.- ¿Qué le puedes ofrecer a los adultos de la fiesta?

Recuerda siempre que la primera comunión es básicamente una celebración cristiana que se perfila bajo los lineamientos de la iglesia, por lo que los excesos no están bien vistos. Sin embargo, al igual que en las bodas u otro tipo de celebraciones, a los adultos asistentes entre los invitados se les puede ofrecer un poco de licor.

Probablemente te estarás preguntando qué tiene que ver lo que se le ofrece a las personas en una fiesta con la decoración, pues la forma en la que lo presentan es exclusivamente parte de la estética que representan en el lugar de la reunión.

Queremos hablar específicamente de las bebidas y la comida, ya que a pesar de que no cuentes con una gran decoración siempre debes contar con al menos algunos aperitivos. En caso de que hayas seleccionado una paleta de colores específica para tu celebración, que generalmente suelen ser colores pastel. Puedes servir cócteles de colores que claros que vayan con una paleta de colores establecida.

Una buena decisión en cuanta a los aperitivos que ofrecer en la celebración, es contar con una gran cantidad de dulces para tus invitados. En el marco de las ideas para la decoración podemos sugerirte que ofrezcas cupckaes o tortas, sobre los cuales puedas dibujar el nombre de la persona que realiza la primera comunión o que contengan un pequeño dibujo que haga alusión al sacramento.

3.- ¿Qué le puedes ofrecer a los jóvenes de la fiesta?

A los niños y los jóvenes de la fiesta les encantarán los dulces, podemos asegurarte que en caso de que los adultos no los prefieran, los niños se encargarán de devorarlos. Sin embargo, la comida no suele ser un tema tan delicado para los niños, ya que estos solo comerán el cupcake sin prestarle mucha atención al decorado. Pero sí querrán divertirse.

Los juegos son la mejor forma de mantener ocupados y divertidos a los niños que asistan como invitados. Ahora bien, puedes utilizar globos para armar juegos específicos con bailes o adivinanzas y hacer que estos mismo globos jueguen o combinen con una paleta de colores específica que hayas escogido previamente. De esta forma, sin necesidad de que tengas un salón o una parte de tu casa totalmente decorada puedes hacer que la decoración de tu primera comunión salga a la perfección.

Imagen cortesía de Catholic News Agency (catholicnews.com), todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *