Consejos útiles para conservar en buen estado los globos que quedaron de tu última fiesta

Nunca está de más ahorrar en recursos, pero en la actualidad que el dinero escasea y el entorno sufre como nunca por la sobreexplotación de recursos, es prácticamente una obligación utilizar lo que se tiene con inteligencia y responsabilidad. Por eso, te hemos traído una serie de consejos que te ayudarán a conservar en buen estado los globos (tanto para usar con helio como de forma regular) que hayan quedado de tu último evento para que los utilices después y evites gastar extra.

Desempaca con conciencia

Muchas veces las decoraciones requieren menos recursos de los que se tenían contemplados, por eso, es buena idea que aunque hayas comprado varios paquetes de globos y los hayas llevado contigo hasta el sitio donde se celebrará tu evento, procures ir abriéndolos de uno por uno. Sucede que muchos fabricantes empacan sus globos en empaques de plástico resistente con el fin de mantenerlos protegidos hasta que se vayan a usar, por lo que al sacarlos de su contenedor original, les quitas posibilidades de sobrevivir intactos si no llegas a utilizarlos.

Recuerda además que la grasa natural de los dedos degrada el látex haciendo que la superficie quede vulnerable, por lo que si desempacas tus globos y estos pasan de mano en mano antes que lo hinches, hay más probabilidades de que exploten o se marchiten rápidamente antes de que la celebración termine.

Protégelos del calor

El calor también debilita la resistencia del látex, pero lo peor, es que ablanda la fibra haciendo que los globos se deformen y empegoten. Cuando esto ocurre, el látex queda inservible y no podrás hacer más que botar tu reserva a la basura. Guarda entonces los globos que te hayan quedado edentro de una caja gruesa de cartón oscuro que puedas tener en un rincón fresco de tu hogar.

Pero no abuses de la frescura

Lo mejor es que no los guardes en habitaciones con mucha humedad ni en aquellas donde el aire acondicionado está demasiado fuerte, ya que igualmente pueden resentir si el ambiente es excesivamente frío.

Entálcalos

Lo que el talco hace es evitar que tus globos se empegoten, por lo que reduce el riesgo de que se rompan por completo o se dañen cuando los estés preparando para hinchar. Aplica entonces un poco de talco (haz énfasis en aquellos que se quedaron sin la protección de su empaque original) ya que puede resultarte de mucha ayuda si vives en un clima cálido. Recuerda que la aplicación del talco no elimina la necesidad de guardarlos en un cuarto fresco, preferentemente, a salvo de la luz directa.

Déjalos intactos

Recuerda acomodar cada paquete bien extendido dentro de la caja que vayas a utilizar para que haya menos posibilidades de que queden dobleces que se conviertan en fisuras en el látex. Evita además colocarles objetos pesados encima y lo principal, una vez que los guardes, a menos que estén sueltos y debas aplicarle talco, déjalos tranquilos en su sitio. Meter y sacar constantemente los paquetes de las cajas es innecesario y solamente hace que el riesgo de que los globos se dañen sea mucho mayor.

Reconoce qué materiales tienen más posibilidades de durar

Los globos perlados y los traslúcidos son más delicados que los de látex regular espeso y los de foil. Ten esto en cuenta a la hora de comprar y también, a la hora de ejecutar el trabajo de decoración, ya que si notas que te quedará una buena cantidad de globos sin usar, lo mejor es que optes por utilizar los tráslucidos y perlados y que elijas guardar los demás, ya que se conservarán en mucho mejor estado.

Planea bien tu arreglo

La mejor manera de ahorrar y aprovechar recursos en todos los ámbitos de la vida es planear detenidamente y con anticipación el plan de decoración que ejecutarás. Contabiliza bien los detalles que vas a crear y mide las áreas donde los colocarás, pues de ese modo podrás calcular con precisión el tamaño de cada arreglo y la cantidad de globos que utilizarás. Compra tus materiales sin exagerar el margen de error.

No te apresures a comprar

Es cierto que muchos globos se dañan cuando el trabajo de decoración está en marcha, pero si planeas con cuidado la ejecución, no necesitarás comprar una cantidad desorbitada de globos, si no sólo los necesarios para salir al paso inclusive si varios de ellos se dañan durante la preparación. Este detalle es muy importante, ya que a pesar de que seas cuidadoso, los globos que te queden no durarán años sin sufrir daños. No te arriesgues entonces a comprar un lote enorme, mucho menos, si sabes que no se avecina ningún otro evento en que puedas utilizarlos.

Imagen cortesía de http://www.globos21.com. Todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *