Decoración comunión: porque un momento especial requiere adornos especiales

El sacramento de la Comunión, es un evento religioso muy importante que amerita una hermosa celebración, de allí, que se utilicen adornos especiales como elementos decorativos para ese día tan especial. Comúnmente, la celebración de la Primera Comunión, se realiza en la casa del niño que recibió el sacramento o en un local de fiestas que deberá llevar la respectiva decoración comunión.  La decoración debe ser temática y alusiva al acontecimiento, como también, debe adaptarse al espacio en donde se desarrolla el festejo, por ello, para que no falles en esta decoración, te brindamos unos consejos que permitirán que te luzcas y todo quede perfecto.

Divide los ambientes

Ya sea que utilices la casa como centro de reunión o prefieras un salón de fiestas, es importante que dividas un ambiente para niños y otro para adultos. Estas fiestas suelen dividirse en dos, la celebración de adultos que incluye licor y la de los niños, para estos últimos debe disponerse un espacio de juegos, donde incluso se pueden colocar inflables u otras atracciones.

Sin embargo, pese a que existan dos ambientes, en ambos debe mantenerse la decoración comunión, es decir, en ambos se debe decorar con la ideal principal de la celebración religiosa, siempre manteniendo la sobriedad del hecho que se celebra, profundizando así, los lazos espirituales de recibir la Eucaristía.

Decoración con globos

Puedes optar porque el centro de la decoración sean los globos. En este caso que te decidas por los globos, debes considerar el color de los mismos, los colores deben ser suaves y en tonos pasteles, el principal color es el blanco que es símbolo de la pureza, este color se puede combinar con el dorado, con el rosa pastel si el sacramento lo recibe una niña y con el azul pastel si el sacramento lo recibe un niño.

Los globos se pueden colocar a la entrada, una buena opción es hacer un arco de bienvenida con globos, así mismo, puedes hacer unos ángeles con globos o colocar globos metalizados con flores como centros de mesa.

La decoración de las mesas

Si los invitados son pocos, puedes optar por usar solo una mesa rectangular, esta mesa debe ser decorada con un lindo mantel alusivo a la comunión o puedes usar un mantel blanco y colocar ramilletes de flores en cada esquina.  El centro de la mesa puedes adornarlo con una paloma de cristal o cerámica, velas, flores o globos, cualquier opción se verá bien, siempre y cuando el tono de las velas o flores combinen con el resto de la decoración comunión.

Pero, si la lista de invitados es amplia, es mejor colocar mesas redondas en donde puedas ubicar a 10 personas por mesa, aquí el toque decorativo debe ir en cada mesa. Estos centros de mesa no pueden ser muy altos, ya que cuando son muy altos o voluminosos las personas sentadas no pueden verse unos con otros y no podrán entablar una conversación. Mientras que, si los centros de mesa son discretos, será mucho más cómodo socializar y armonizan más con la celebración, la cual no debe contener decoración exagerada.

Decorando el techo

Otro lugar muy importante y que mucha gente olvida y pasa por alto es la decoración del techo. Para una Primera Comunión puedes llenar el techo de tul u otro tipo de tela de color blanco, posicionando la tela en forma de carpa, agregando a la decoración angelitos y palomas flotando, este efecto hará ver que los ángeles y las palomas vuelan por el salón.

Estos accesorios pueden ser impresos en cartulina de alta calidad, se recortan con mucha precisión y se cuelgan al techo con un hilo nailon transparente. Si la celebración es en la noche, puedes colocar entrelazado a la tela luces blancas, verás cómo esto le dará un toque de elegancia al salón.

Otra opción para decoración comunión son las velas

Otra magnífica opción es decorar con velas, con esto si debes ser muy cuidadoso porque una vela que caiga sobre un mantel o tela puede ser muy peligroso. Por ello, las velas es mejor colocarlas en fiestas que se realicen en espacios abiertos como jardines, entre los árboles o en las entradas con candelabros seguros dispuestos a lo alto.

La decoración con velas, además, da un toque celestial, lo que ayudará a amenizar la fiesta y le aportará mucha calidez a la decoración comunión.

La decoración de la mesa de la tarta

La tarta no puede faltar en ningún evento y en la Primera Comunión no es la excepción. La tarta debe ser de colores claros, preferiblemente blanco, con figuras alusivas a la comunión y puede estar acompañada de cupcakes, panecillos dulces u otros postres.

Sigue estos consejos y decora tu casa o salón para recrear el ambiente más agradable y festivo para celebrar el sacramento de la Comunión, con estas recomendaciones nunca fallarás.

Imagen cortesía de El Tiempo (eltiempo.com), todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *