Manualidades para niños con globos

Una manera muy práctica e ingeniosa de entretener a los niños durante los eventos de mayores, o bien, de incorporar un toque extra a tu fiesta infantil, es armar un pequeño taller creativo donde los niños puedan dar rienda suelta a su imaginación mientras mantienen las manos ocupadas por un buen rato. Para trabajar esta idea, te servirán mucho los globos regulares que te hayan sobrado de la decoración, ya que hinchados o no, son de lo más versátiles cuando se trata de hacer manualidades.

Enseguida encontrarás algunas ideas muy sencillas y divertidas que los niños podrán ejecutar prácticamente solos, sin peligro ni frustración.

Personajes fuera de este mundo

Deja que tus pequeños creen los más disparatados personajes utilizando, como base, un globo hinchado al máximo . Para que la situación fluya adecuadamente, prepara con anticipación una buena cantidad de narices, bocas, orejas y brazos de papel y dáselos a los niños para que inventen un personaje divertido con su ayuda. No te olvides de agregar accesorios (las gafas y los sombreros son básicos) y de poner a disposición en la mesa de trabajo un poco de glitter o lentejuejas que hagan todo más interesante. Si les das globos hinchados con helio para que el resto de la fiesta lo pasen en compañía de su loco personaje ¡Qué mejor!

Figuras maleables

Una forma de darles un uso extraordinario a los globos regulares que se quedaron sin hinchar es convirtiéndolos en divertidas figuras maleables con ayuda de harina de trigo o maíz. Todo lo que los niños deberán hacer es rellenar los globos vacíos con una buena cantidad de harina (procurando que no se cuele aire dentro) y luego atarlos bien apretados para que el contenido quede justo y no se vacíe. Lo que conseguirán serán pequeños sacos que se pueden malear a voluntad.

Una vez realizado este paso, lo que resta es que los niños peguen en sus respectivos sacos unos pequeños ojos móviles y que complementen su figura cubriendo el nudo del extremo con un detalle que simule una peluca de colores o un sombrero gracioso.

Accesorios con detalles reciclados

Utilizando los restos más grandes de los globos que se han reventado, los niños pueden crear accesorios como pulseras y adornos para el pelo. sólo necesitarás proporcionarles recortes de estambre grueso de algodón y horquillas para el pelo, y luego, dejar que los decoren simplemente atando los trozos más grandes de globo que puedan recopilar.

¡Piñatas!

Las piñatas de papel de seda que se arman con ayuda de globos son muy sencillas y divertidas de hacer y, también, muy económicas. Lo que tienen que hacer es inflar un globo a media capacidad, atarlo bien y luego, comenzar a cubrirlo con pegamento escolar y papel de seda. Luego de aplicar varias capas de papel, deberán dejarlo reposar unos minutos y luego reventar el globo. Lo que les quedará será una especie de globo firme hecho de papel. Ayúdales a recortar el extremo donde solía estar el nudo para ampliar el hueco por donde rellenarán  la piñata y luego deja que la decoren a su gusto.

Obras de arte

Si les das pinturas acrílicas, hojas grandes de papel cartoncillo y unos cuantos globos hinchados a distintas capacidades, tus pequeños tendrán mucho para crear una grandiosa obra de arte abstracto. Tan sólo deberán sumergir la base de cada globo en pintura y utilizarlo para imprimir formas y texturas en el papel. Entre más globos de distintos tamaños tengan a su disposición más sencillo será crear motivos interesantes en el papel. Si quieres que el asunto se vuelva más atractivo, cuelga una hoja gigante de papel kraft y dales a los pequeños globos rellenos con pintura diluida en agua. Pídeles quelos arrojen para que se revienten y vayan poco a poco creando un curioso patrón multicolor.

Bolas multiuso

Es muy sencillo crear unas coloridas bolas ideales para lanzar y derribar objetos o para realizar malabares. Estas bolas son firmes, tienen el peso adecuado para que los niños las jueguen con comodidad, son muy resistentes y sobre todo, económicas. Para hacerlas necesitarás un puñado de granos crudos de arroz, un trozo de film transparente para envolver alimentos, varios globos de distintos colores y tijeras para papel. Comienza recortando las boquillas a los globos,. Luego envuelve el arroz en el film, que deberás torcer para formar una bola apretada. Ahora introduce el paquete dentro de un globo recortado. Enseguida, repite la operación con un globo de otro color procurando cubrir el área que no pudo cubrir el primer globo y ¡listo! Entre más globos coloques, más resistente y colorida terminará cada bola. Sencillo ¿No?

Imagen cortesía de https://rocioamoros.files.wordpress.com. Todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *