Recomendaciones y cuidados para el manejo adecuado de helio para globos 

El helio que se utiliza para inflar los tan famosos y populares globos flotantes no representa peligro alguno. Esto se debe a que se trata de un gas totalmente inerte que no provoca intoxicaciones respiratorias ni tampoco plantea riesgo de quemaduras químicas ni de incendio. Por ese asunto no debes temer , ya que el helio no arderá bajo ninguna circunstancia ni tampoco creará combinaciones nocivas que puedan generar fuego ni mezclas gaseosas tóxicas. A continuación te contaremos más sobre este gas y sobre como utilizarlo de la mejor manera. 

Cuida los tanques

Como ya se dijo antes, el helio para globos es totalmente inerte y el contacto con el no genera problema alguno, sin embargo, es importante que los tanques en los que se empacan se manejen con cuidado, pues la presión que encierran en su interior puede llegar a provocar accidentes. Por seguridad, evita golpear los cilindros y las válvulas para no arriesgarte a que el helio escape rápidamente, pues de esta manera, el tanque llega a convertirse en un proyectil que puede provocar lesiones serias.

Busca helio y nada más

El helio para globos no es intercambiable por ningún otro gas, así que tenlo presente. Sucede que es el único adecuado para esta tarea no solamente por ser inerte, sino porque al ser menos denso que el aire, hace posible que los globos floten. Si bien es cierto que el hidrógeno es también más ligero que el aire y, por ende, cuando se introduce en un globo puede recrear el efecto de flotabilidad que crea el helio, es importante que NUNCA lo veas como una opción. El hidrógeno es altamente inflamable (ahí está la terrorífica historia del infame dirigible Hindenburg para comprobarlo), por lo que plantea un enorme riesgo de explosión e incendio. Dicho esto, recuerda no adquirir, bajo ninguna circunstancia, los kits económicos para hinchar globos que contengan  tanques de hidrógeno, no importa lo mucho que permitan ahorrar.

Distingue las presentaciones disponibles en el mercado

Ahora que ya sabes lo más importante del tema, de mucho vale que sepas elegir helio para globos en la presentación más adecuada para tus necesidades. Por lo regular, encontrarás botellas desechables que son perfectas para cuando vas tener celebraciones pequeñas con decoraciones más bien pequeñas, pues cada una de ellas te permite hinchar entre 15 y 250 globos de tamaño regular. Si piensas decorar una área extensa es posible que será más conveniente que consigas un tanque retornable con el que, por cada carga, puedas inflar al menos entre 50 y 150 globos. Esta opción te permitirá ahorrar a  la larga y evitará que arrojes a la basura montones de tanques desechables cada vez que organices un evento.

Aprende a hinchar como experto

Las boquillas auxiliares con la que vienen los tanques y botellas desechables facilitan la introducción del gas al cuerpo del globo, así que la tarea no tiene mayores complicaciones. Sólo procura llenar cada globo al 80-90% de su capacidad si es que lo estás inflando en un interior o la sombra y luego los vas a colocar directo bajo la luz solar. Como el helio puede expandirse ante el calor, con esta medida evitas que tus globos exploten al poco tiempo de haberlos colocado y también que se te dificulte demasiado hacer el anudado.

Si por el contrario, vas a inflar, digamos, en una tarde tibia y luego a utilizarlos en un festejo nocturno que se estará en su apogeo cuando la temperatura ambiental haya bajado, es recomendable que llenes cada globo al máximo para reducir la posibilidad de que se  marchiten un poco y pierdan flotabilidad antes de que termine tu festejo.

Elige los globos adecuados

Los globos más comunes y económicos son los de látex pero estos son también los de que menos resisten en óptimas condiciones. Por lo regular, debido a que los globos de látex tienen poros microscópicos en su superficie a menudo retiene el helio en su interior por no un periodo aproximado de entre 6 y 8 horas. Si requieres que tus globos duren más puedes conseguir el famoso aditivo Hi Float, que se aplica en el interior de los globos de para mejorar la resistencia de la superficie y sellar las microporosidad por donde las diminutas partículas de helio escapan poco a poco sin problema. Con este producto, los globos comunes de látex pueden permanecer intactos durante varios días.

Otra solución es utilizar globos de poliamida o (foil o mylar) que no son otros más que los de acabado metálico brillantes. Estos duran entre 15 y 20 horas, se pueden rellenar siempre y cuando su superficie no se dañe, se llenan al máximo con más facilidad y sin el problema de que exploten accidentalmente, no obstante, son más costosos y debido a que son totalmente sintéticos no se degradan  naturalmente. Tú decides.

Imagen cortesía de https://http2.mlstatic.com. Todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *